Insolvencia

Si es usted acreedor de una empresa que se enfrenta a la quiebra, puede acogerse a ciertas formas de protección.

Una empresa le debe dinero pero está en suspensión de pagos y, por tanto, no puede pagarle. Ante esta situación, la ley establece generalmente dos posibilidades:

  • Bien la empresa puede ser salvada: en este caso, quedará sujeta a intervención por resolución judicial. Este procedimiento tiene por objeto proteger la empresa, mantener su actividad, evitar la pérdida de puestos de trabajo y liquidar el pasivo.
  • O bien la situación es tan grave que justifica la liquidación de la empresa: es lo que se entiende en lenguaje corriente por "quiebra".

En ambos casos, en cuanto el juez ha dictado su resolución, los acreedores ya no pueden ejercer acciones individuales contra la empresa. Este principio tiene por objeto garantizar la igualdad entre los acreedores y proteger los bienes del deudor. Para poder cobrar lo adeudado, el titular del crédito debe reclamarlo ante la persona, generalmente llamada administrador o liquidador, encargada de la reorganización o la liquidación del patrimonio del deudor.

El Reglamento sobre procedimientos de insolvencia se ha adoptado para evitar en lo posible que el deudor eluda el pago de sus deudas transfiriendo sus bienes a otro Estado miembro.

Para obtener información pormenorizada, seleccione una de las banderas que figuran a la derecha.

Última actualización: 10/11/2014

La Comisión Europea se encarga del mantenimiento de esta página. La información que figura en la presente página no refleja necesariamente la posición ofical de la Comisión Europea. La Comisión no asume ningún tipo de responsabilidad con respecto a la información o los datos contenidos o mencionados en el presente documento. Consúltese el aviso jurídico relativo a las normas sobre derechos de autor en relación con las páginas europeas.
La Comisión está actualizando parte del contenido de esta web en vista de la retirada del Reino Unido de la Unión Europea. La posible permanencia de contenidos que no reflejen dicha retirada es involuntaria y será corregida.